fbpx
¿La dieta sin gluten adelgaza?
Últimamente abunda el temor en torno a las harinas y el gluten. Muchas personas suelen evitar el consumo de estos alimentos porque “engordan”, porque creen que “el gluten es azúcar” o porque creen que son “perjudiciales” pero esto realmente lo hacen por puro desconocimiento.
Para entender el tema del gluten debemos tener en cuenta lo siguiente:
  1. Por un lado, la harina es el producto de la molienda de los cereales y los cereales son carbohidratos que nos aportan energía. Consumir carbohidratos es necesario solo que hay que aportarlos en la porción justa si lo que queremos es mantenernos o bajar de peso.
  2. El gluten es la proteína que forma parte del trigo, la avena, la cebada y el centeno. Tengamos en cuenta que el gluten no engorda por sí sólo. Lo que engorda es el exceso y el abuso en el consumo de cereales, no el hecho de que un cereal tenga gluten o no. Una harina sin gluten aporta la mismas calorías que una harina con gluten. Ni la harina ni el gluten engordan o son perjudiciales.
  3. Ahora, existe una condición que se llama celiaquía; la celiaquía es una condición en la cual el sistema inmune de quienes la padecen reacciona frente al gluten presente en algunos cereales (trigo, avena, cebada y centeno). Esta reacción ocasiona malestar abdominal, nauseas, vómitos y problemas de mala absorción de nutrientes. Para esta condición no hay una cura como tal, por lo cual el tratamiento requiere excluir de la alimentación los cereales que presentan gluten. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que está situación sólo lo presenta el 1% de la población por tanto, no todas las personas que consumimos harinas con gluten vamos a presentar estos síntomas. 
Muchas veces podemos consumir alimentos que contengan harina con gluten y puede que ese alimento efectivamente nos haga sentir indispuestos pero esto ocurre no por el hecho de que el alimento contenga gluten sino porque ese alimento puede contener muchísimos más ingredientes artificiales o aditivos que pueden resultar pesados para nuestro organismo.

Entonces familia ORUX, los invito una vez más a no satanizar los alimentos, a qué seamos más conscientes de los alimentos que consumimos y a no caer en las modas como lo son “las dietas son gluten”.